INSS, IMAS y MUTUAS: rincones oscuros

La falta de transparencia preside las exploraciones físicas y psíquicas que realizan a los pacientes – administrados los Inspectores Médicos del Instituto Nacional de la Seguridad Social y el Instituto Murciano
de Acción Social y los Servicios Médicos de las Mutuas de Trabajo. Exploraciones que son necesarias para
resolver bajas-altas médicas, incapacidad permanente, discapacidad, grado de dependencia…..

Las “ impresiones” que esos Inspectores y Servicios Médicos tienen mucha fuerza probatoria por su condición
de funcionarios o de personal de entidades colaboradoras en el caso de las Mutuas. Y su contradicción y desautorización luego ante los Juzgados (en caso de No conformidad y reclamación del paciente – administrado), plantea gran dificultad, pues esos mismos Médicos están excusados por ley de tener de dar la cara y explicaciones ante los Juzgados, con la negativa añadida de estos Juzgados también de citar a los médicos de la Sanidad Pública ( médicos de cabecera, especialistas, etc ).

Pero esas entrevistas – exploraciones transcurren en consulta a puerta cerrada y a solas entre doctor y paciente. A ningún acompañante le es permitida la presencia, a nadie le es permitida una grabación que de fe de lo acontecido.

En otros ámbitos, como la Administración de Justicia entraron ya hace tiempo las nuevas tecnologías con la grabación de sonido e imagen de todos los juicios e incluso declaraciones de acusados y testigos en asuntos de relevancia; grabaciones que dan fe, sin lugar a dudas ni interpretaciones, de todo lo actuado; y con
posibilidad de obtener las partes una copia.

A modo de ejemplo. En un juicio de invalidez ante un Juzgado Social de Murcia se desató un gran revuelo y amonestación por la Magistrada, cuando, mientras la Sra. Letrada del INSS relataba el resultado de la exploración por su Inspector Médico, el trabajador demandante, indignado por lo que creía una ofensiva e intolerable falta de verdad, interrumpió y exclamó a viva voz que eso era mentira, que a él nunca le habían exigido en Consulta andar de puntillas ni en talones ni ponerse en cuclillas y levantarse. En su Sentencia, la Magistrada desestimó la petición de invalidez y tuvo por cierto ( confiando en la palabra escrita del
Inspector Médico, nunca presente en la Sala y oído ) que el trabajador sí hacía sin dificultad puntillas,
talones y cuclillas.

Por lo anterior, recomendamos a todos los administrados que cuando sean citados ante Inspector Médico o Servicios Médicos de las Mutuas para su exploración expresen antes por escrito su voluntad de grabación del sonido y / o imagen, o que se les autorice a acudir con Notario Público o de Médico particular que pueda dar testimonio de todo lo que ocurre en la Consulta, o alternativamente se le autorice a grabar en audio con su teléfono la entrevista – exploración sobre su propio cuerpo y mente a fin de poder hacer uso de ella en caso de discrepancia o incidencia. Y ello en la confianza de que cuando se generalicen las peticiones de los ciudadanos, la transparencia también entre a estos rincones todavía oscuros de la Administración y Mutuas colaboradoras.

Compartir

No se permiten comentarios.